top of page
  • Foto del escritorPaulina Vázquez

Sobre el trabajo de Eneida.

Actualizado: 14 mar





Desde hace un tiempo he querido escribir del trabajo de Eneida Hernández. Litógrafa y ceramista es poco para empezar a hablar de su trabajo o para tratar de resumir todo lo que Eneida significa. Antes que nada tengo el privilegio de contar con su amistad y el encontrarnos en el taller de Alfredo Rivera, en el Posgrado ha sido de los eventos más afortunados que me han sucedido en este periodo de Maestría.


Eneida se ocupa de poner sobre la piedra inquietudes y emociones a través de los trazos y lleva más allá la práctica litográfica porque la estampa en la cerámica, ha hecho esto con su serie de rejoles y también con otras piezas que me recuerdan a mapas o incluso sensaciones muy primarias a través de sus trazos y figuras. Esta interpretación es estrictamente personal, pero creo que hay algo de cierto en mis aseveraciones, pues yo también me encuentro íntimamente ligada al quehacer pétreo y he tenido la oportunidad de hacer cerámica, además de la sensibilidad que como artistas desarrollamos y compartimos.


Quizá es por eso que su trabajo me conmueve, me dejo afectar por sus formas, tanto por el de sus trazos como por el de sus esculturas, si bien podrían llegar a ser confundidas con objetos alicientes a un arte decorativo, yo pienso que son un resultado que habla del proceso emocional y catártico que encierra su hechura.


Pienso en todo lo que siente Eneida y no nos cuenta, pero que decide revelar en las formas suaves, violentas de sus cerámicas y su gráfica, en sus espirales y objetos cóncavos; en la minuciosidad de sus trazos alargados y en los espacios que revelan un entramado constante de algo que se encierra en sus espacios vacíos. Esto sucede igualmente en las decisiones sobre sus procesos.


Mi amiga hace litografía y cerámica (también hace libros de artista e incluye el textil, pero acá quiero reflexionar un poco más sobre estas dos técnicas que considero son eje en su producción cabe mencionar que además también es maestra de lito en la FAD), estas disciplinas no hacen para nada más sencillo el proceso de obtención de una imagen y no conforme con esto, esta artista visual las combina, las entreteje jugando así con el tiempo y la materia.


Hay elementos entre las disciplinas que se asemejan, por ejemplo, el involucramiento del cuerpo para preparar el material que va a ser trabajado, el esfuerzo de este a la hora de granear en el caso de la litografía o de amasar y preparar el barro para ser moldeado en el caso de la cerámica. Ambos procesos tienen una relación estrecha con el tiempo, pues por un lado la cerámica nos permite jugar a acelerar el proceso que el sedimento mineral requiere para volverse a transformar en piedra, no a partir de la presión, sino a partir de utilizar el calor como método coercitivo para endurecer la arenilla suelta del barro. En el caso de la litografía, usamos piedras sedimentarias que se formaron en la profundidad del océano, y también otras metamórficas como el mármol, que se forma a base de presión y temperatura a gran profundidad en la tierra.


En ambas técnicas el peso del tiempo esta presente de manera absoluta y evidente; usar minerales como soportes y estrategias para la expresión es no es una selección fortuita, denota el interés por preservar o representar algo que nos importa, quizá también es el interés por evidenciar ese contraste que existe entre nuestra efímera existencia y sus expresiones con la materialidad neta que puede conferir crear una pieza sólida de cerámica o una imagen que fue labrada en piedra.


El agua esta presente en ambas técnicas como un medio que facilita la concreción de la imagen, aunque en la cerámica el agua se escapa en las quemas, es solo con ella que podemos moldear el barro y éste cede para modificar su forma, en el caso de la litografía, usamos el agua cuando graneamos para pulir la piedra para que nos permita abrir sus poros y suavizar así su superficie que será la matriz de nuestros dibujos.


¿Pero qué pasa en el proceso de Eneida cuando involucra ambos movimientos técnicos? Pienso en ella como un viajero del tiempo, con la capacidad de atrasar o acelerar los segundos, los minutos y las horas, en su tránsito deja su huella con su obra. Cuando es necesario se toma su tiempo, puliendo la piedra, dibujando en ella, moldeando el barro, observando sus trazos, tejiendo el algodón que arropará a sus piezas y cuando esta lista acelera el paso en las quemas llevando sus trazos litográficos al ardor del fuego, endurece sus líneas pétreas y así finalmente obtiene un objeto que engloba y conjuga los tiempos.


La litografía que no está sobre papel, la que descansa en la superficie cerámica vuelve de alguna manera a buscar su matriz perdida, busca la seguridad y solidez de la materia donde fue creada. La imagen busca a la piedra nuevamente para subsistir y acuerparse, para permanecer y aferrarse a un soporte que pese a todo resista al tiempo. Es verdad que el barro no tiene la misma resistencia o dureza (en mohs) que las piedras ya que esta moldeado y su forma final puede romperse -eso desnuda por completo su faceta de solidez y descubre su escondida vulnerabilidad- pero si pensamos que la porcelana (9 mohs) puede llegar a ser casi tan dura como un diamante (10 mohs) y que las piedras son agrupaciones de minerales y el talco que es un mineral puede ser tan sensible al tacto como un mazapán comprendemos eso en lo que tanto insisto.


La solidez y la vida eterna que se cree de las piedras es una gran mentira, el tiempo y el mineral también se desmoronan. Las piedras son solo pausas entre el discurrir de la vida y nosotros, son herramientas, hermanas y amigas que nos hacen reflexionar y nos acompañan. Son generosas, reciben nuestros trazos y los guardan solo por un tiempo más largo que el de nuestras propias vidas y en el caso de Eneida y el mío son nuestras cómplices, confidentes y nuestras hijas, pues las adoptamos para cuidarlas, moldearlas, pensarlas, pulirlas, escucharlas y atesorarlas pues son las piedras el camino que hemos encontrado para acompañarnos y reflexionar.


jueves 14 de marzo de 2024, 13:15 hrs.

114 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page